martes, 28 de enero de 2014

No.

Es muy cómico el hecho de que la gente que en algún momento te amó ahora quiere verte en el peor de los estados.
Que divertido tomar algo que no deberías para poder descansar y darte cuenta que te pasaste pero también desear un poco no haberte dado cuenta.
El vómito y las lágrimas, ¡hilarantes!
Estoy extática de alegría por el hecho de que todos se quieran deshacer de mi y más que nada me pone muy feliz no tener la fuerza para pedir que venga alguien a verme y mirar una película o quedarnos en silencio porque para qué pedir ayuda si solo te va a gritar o se va a enojar con las estupideces que hacés.
Es hermosa la sensación del no contacto.
El no abrazo que duele en los huesos.
Las pesadillas.
Saber que es un dolor pasajero pero que aún así se estire al infinito.
Voy a salir sola y entera, pero a veces un poquito quiero no estar acá.

No hay comentarios.: