sábado, 23 de julio de 2011

Retrato.

Tenés unos ojos tristes y una sonrisa dulce acentuada por los hoyuelos más lindos que hay. Tu boca tiene el sabor ideal y un calor que me consume. Tu pelo es perfecto para agarrarse y la piel de tu cuello es muy delicada. Tus manos son algo ásperas y se acomodan a la perfección en mi cuerpo. Los quince centímetros de diferencia me hacen sentir chiquita cuando me mirás desde arriba. Tu peso es el justo para recostarte sobre mi, acariciando mi piel con la tuya. Tu voz profunda hace temblar fibras muy internas de mi ser. Las cadencias de tu corazón y tu respiración combinan de una forma excelente. En este retrato que de a poco me aprendí de memoria, paseo todas las noches, entre sueños.

3 comentarios:

Dirrty Lady dijo...

Simplemente hermoso.
Te copio la idea Jael haha
Te quiero :3

Die dijo...

Hermoso.

Patty dijo...

Yo mejor no te la copio porque me entristezco. Mal momento para el amor en mi vida.